La Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut) suspendió por un año a Fidel Kuri, dueño del club Veracruz, debido a los actos de violencia en los que se vio inmiscuido la semana pasada durante el partido que su equipo perdió 3-1 como local ante León en la segunda jornada del torneo Clausura.

En los minutos finales del encuentro, imágenes de televisión mostraron al directivo agrediendo física y verbalmente al director de área técnica de la comisión de árbitros, Edgardo Codesal, en los palcos del estadio Luis "Pirata" Fuente de Veracruz, después de que el árbitro Erick Yair Miranda expulsara al delantero argentino Daniel Villalva.

"Tras llevar a cabo la investigación y escuchar a las partes involucradas se determinó sancionar a Fidel Kuri Grajales con un año de suspensión, por lo que no podrá realizar actividad alguna relacionada con el fútbol federado", informó el viernes la Femexfut en un comunicado.

El castigo impide a Kuri realizar actividades oficiales ante la federación, firmar documentos en representación del club al que pertenece, ingresar a la cancha, vestidores, área de servicio médico, de control de dopaje, prensa y palcos asignados cuando el club actúe de visitante.

La Femexfut también informó que Veracruz fue sancionado con una multa de 146,080 pesos.