Football Leaks sigue causando revuelo alrededor del mundo. Se trata de un sitio web ruso que prometió sacar a la luz secretos que desestabilizarían al deporte del balompié. Y ya comenzó. Ahora el turno fue del argentino Carlos Tévez. 

A la filtración de cifras de acuerdos económicos en el mercado europeo, ahora le sigue la filtración de los contratos.

Tévez dejó Juventus para firmar su retorno a Boca Juniors, el club de sus amores, en julio del 2015. En el equipo bonaerense le recibieron con los brazos abiertos, aunque la publicación del contrato de Carlitos reveló que había más de alguna preocupación en la directiva por la disciplina de su refuerzo estrella.

Una de las cláusulas que incluye el vínculo detalla que el ariete tiene prohibidas algunas salidas nocturnas e incluso se hace mención a posibles peleas. "Se obliga a no realizar actividades que pudieran afectar a sus aptitudes y/o condiciones físicas y/o psicosomáticas, como por ejemplo (...) concurrir en forma habitual a casas de juego, participar en peleas, etc...", reza el escrito. 

El contrato recoge también las primas que lo que cobra Tévez por partidos jugados, amistosos e incluso por giras que realice con el equipo Xeneize.