Enlace permanente de imagen incrustada

El Celta de Vigo se ha clasificado para las semifinales de la Copa del Rey tras derrotar al Atlético de Madrid (2-3) en el feudo colchonero, apeando a uno de los favoritos en cuartos de final, después de poner toda la carne en el asador con un once de gala y con un tramo final relativamente tranquilo.

No hubo fiesta para los del 'Cholo'. Tras un año sin recibir más de dos goles y con la fortaleza del Calderón, el Celta reclamó todos los focos con un gran partido. El 'Tucu' Hernández, con un doblete, sacó tajada de un Atlético que sólo contestó en el último suspiro. El peligroso 0-0 de Balaídos acabó tumbando a los atléticos.

El Celta sacó oro de su primera ocasión de peligro. A la salida de un córner botado en corto, el 'Tucu' cabeceó a la perfección un centro de Orellana ante el que nada pudo hacer Moyá. La conexión sudamericana rompió por primera vez la igualdad en la eliminatoria endosándole un gol al Atleti en uno de sus puntos fuertes, el balon parado.

El juego continuó disputándose principalmente en campo celtiña y la reacción colchonera no se hizo esperar. Griezmann continuó dando muestras del nivel que atesora y devolvió la igualdad en el marcador tan solo siete minutos después, al aprovechar un rechace a un disparo desde fuera del área que a punto estuvo de desviar Rubén Blanco. Un empate a uno que todavía metía al Celta en semifinales.

Con el paso de los minutos, la intensidad atlética se vio algo mermada y el conjunto vigués fue ganando presencia con mayor control y posesiones más largas, acercándose a la meta defendida por Moyá. De esta manera se llegó al tiempo de descanso, una igualada que acababa --en ese momento-- con las aspiraciones coperas colchoneras.

A la vuelta de vestuarios, Berizzo se vio obligado a cambiar de portero debido a un choque que había dejado tocado a Rubén en los primeros compases de partido. Poco le importó a los olívicos, que volvieron a encontrar premio muy pronto. Guidetti se convirtió en un hombre fundamental para los intereses gallegos.

En primera instancia, el jugador sueco desperdició un mano a mano frente al guardameta, pero, a la jugada siguiente, no perdonó. El delantero celeste puso el balón en la escuadra rojiblanca con un derechazo lejano espectacular que cogió a Moyá algo adelantado.

CORREA, AL LARGUERO.

Los jugadores del 'Cholo' Simeone necesitaban dos tantos para seguir vivos en Copa y a punto estuvieron de devolver el empate al marcador, pero un disparo del recién entrado Correa se estrelló en el larguero. La renta no solo no se redujo, sino que el Celta puso la puntilla con nuevo testarazo de Pablo Hernández.

El Atlético volvió a recibir tres goles justo un año después, precisamente en la misma competición y la misma ronda que en la pasada ocasión. A pesar de tener casi media hora por delante, el equipo local fue incapaz de reaccionar ante una eliminatoria que se puso tan cuesta arriba. Correa, que aportó frescura en la segunda mitad, redujo distancias, aunque fue insuficiente.

El Celta de Vigo cierra así la clasificación para las semifinales de Copa y el viernes conocerá a su próximo rival en la competición tras el sorteo que se celebrará a las 12:00 horas en la RFEF. Por su parte, el Atleti recibió un duro varapalo y ahora deberán centrar esfuerzos en Liga y 'Champions League'.

FICHA TÉCNICA.

RESULTADO: ATLÉTICO DE MADRID, 2 - CELTA DE VIGO, 3. (1-1, al descanso).

ALINEACIONES:

ATLÉTICO MADRID: Moyá; Juanfran Torres, Godín, Giménez, Filipe Luis; Koke, Sául (Óliver Torres, min.69), Gabi, Carrasco (Correa, min.79); Griezmann y Vietto.

CELTA: Rubén Blanco (Álvarez, min.46); Hugo Mallo, Cabral, Sergi Gómez, Jonny; Wass, Pablo Hernández, Radoja; Orellana, Iago Aspas y Guidetti (Beauvue, min.80).

GOLES:

0 - 1, min.22, Pablo Hernández.

1 - 1, min.29, Griezmann.

1 - 2, min.56, Guidetti.

1 - 3, min.63, Pablo Hernández.

2 - 3, min.81, Correa.

ÁRBITRO: Mateu Lahoz (C.Valenciano). Amonestó con tarjeta amarilla a Mallo (min.68), en el Celta, y a Vietto (min.15), Filipe Luis (min.67), Gabi (min.75) y Koke (min.76).

ESTADIO: Vicente Calderón.