Cada vez menos gente comparte su vida en Facebook

(Foto: Reuters)

Menos mensajes de lo que estamos haciendo, menos fotos de bebés, de fiestas, viajes o de nuestro perro durmiendo en el sofá. Cada vez nos interesa menos publicar nuestra vida en Facebook. Antes lo hacíamos casi compulsivamente. Pero ahora, según datos confidenciales de la red social a los que ha tenido acceso el medio digital 'The Information', lo hacemos muchísimo menos. 

Las cifras apuntan a caídas de dos dígitos en el contenido "original" que compartimos en la red social. En su lugar, nuestros muros se llenan, básicamente, de vídeos y publicidad.

Según los datos publicados por 'The Information', a mediados de 2015 compartíamos ya un 5,5% menos de cosas en Facebook comparado con mediados de 2014. Pero eso es para contenido, en general. Lo preocupante es que el contenido personal, las actualizaciones sobre nuestro día a día, nuestra vida, han descendido hasta un 21%. El descenso es especialment acusado entre la gente joven, sobre todo los menores de 30 años.

Facebook ha echado balones fuera y asegura que la gente "continua compartiendo muchísimas cosas; el nivel general de contenido compartido no solo sigue siendo sólido, sino similar a los niveles de años anteriores". La red social sin embargo no ha ofrecido ningún dato concreto ni ha diferenciado sobre el tipo de contenido que, según ellos, se sigue compartiendo: si es personal o si simplemente nos limitamos cada vez más a reenviar vídeos virales y fotos graciosas que otros han publicado.

Más publicidad y vídeo

Foto: Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. (Foto: Reuters)

Eso es lo que parece en lo que se está convirtiendo Facebook últimamente. Y la propia red social es en parte culpable de ello. Por un lado, se ha visto forzada a acelerar su maquinaria publicitaria; los muros, cada vez más, se han llenado de publicidad y más publicidad. También se ha visto forzada a crecer en usuarios, por lo que nos ha ido sugiriendo más y más gente y nosotros hemos ido aceptando. Al final, Facebook ha dejado de ser ese lugar "íntimo" en el que compartimos nuestra vida con un puñado de amigos, para convertirse básicamente en una enorme avenida llena de gente desconocida. 

La red social ha puesto también mucho énfasis en nuevos servicios e ideas, como 'Instant Articles', mejoras en 'Newsfeed' o acuerdos con grandes creadores de contenidos, todo ello destinado a compartir contenido de terceros más que a empujar a los usuarios a compartir su propia vida.

Si a ello añadimos el auge de las aplicaciones de mensajería y redes sociales en el móvil, desde WhatsApp a Snapchat, donde la gente joven prefiere pasar su tiempo, el resultado final es un serio problema para Facebook. Tal vez por eso Mark Zuckerberg ya está apostando por nuevos negocios de futuro, como la realidad virtual. ¿Adiós al Facebook que conocíamos hasta ahora?

Fuente: Diario El Confidencial