Un médico recorrió el mundo en bicicleta y dice que la gente vale la pena

En 2010, el médico londinense Stephen Fabes le dijo adiós a su trabajo en el hospital St. Thomas y se dispuso a pedalear por Europa, América, África, Oceanía y Asia. 

Durante seis años recorrió 86.000 kilómetros en su bicicleta, aunque para completar la travesía también tomó varios vuelos intercontinentales. 

Dependiendo del clima, muchas veces extremo, Fabes avanzó de 40 a 100 kilómetros diarios y procuró no gastar más de 10 dólares. Con eso cubría necesidades básicas, pues gracias a su empatía con la gente lograba conseguir alojamiento en casas de familia, iglesias y escuelas. 

Su objetivo inicial era recaudar fondos para una beneficencia británica, pero, paulatinamente, comenzó a involucrarse en proyectos de salud. Conoció países tan diversos como Birmania, Perú y Uzbekistán, y, más allá de las culturas y los paisajes, el principal descubrimiento de Fabes fue sorprendente: vivir vale la pena porque la gente vale la pena. 

Tras haber cruzado fronteras y soportado algunos peligros, al doctor le quedó “una impresión muy positiva del planeta que refuerza mi fe en la humanidad. Cuando se viaja en bicicleta el universo está de tu lado”. En este enlace, Fabes cuelga fotos y historias de sus aventuras. 

Fuente: Revista Semana