Futbolista mete presión vía Instagram y obliga a renunciar a su entrenador

Una polémica protagonizaron Omar Pérez, ídolo de Santa Fe de Colombia, y Gerardo Pelusso, hasta esta semana técnico del cuadro cardenal. Pérez, una de las figuras del equipo bogotano, anunció el sábado su renuncia al club tras acusar al exseleccionador de Paraguay de faltarle al respeto al no tenerle más en sus planes como titular.

El mal ambiente del equipo y la tensión entre técnico y jugador se sentían desde semanas atrás. Fue tal el descontento que Pelusso pensó en apartar a Pérez y dejarlo fuera de los viajes a Brasil y Chile para los partidos de Copa Libertadores. Finalmente el argentino estuvo entre los convocados, pero realizó trabajos suaves y siempre alejado del equipo principal. 

Renuncia de Omar Pérez y Gerardo Pelusso 

El descontento por parte del jugador creció. El equipo volvió de la gira de 12 días y se mentalizó en la Liga colombiana, Pérez no volvió a jugar y la gota que rebosó el vaso se dio el sábado pasado, en el entrenamiento previo al clásico entre Millonarios y Santa Fe. 

Omar Pérez trabajó, pero esta vez alejado de titulares y suplentes. Apenas concluyó la sesión de trabajo renunció al equipo con un mensaje en su cuenta de Instagram. 

“Doy un paso al costado por la falta de respeto que tienen conmigo”. El mensaje se hizo viral en pocos minutos y bajo la condición de ídolo que cobija a Pérez, los aficionados salieron a apoyarle y se fueron en contra de Gerardo Pelusso. 

Hasta el hotel de concentración llegaron cientos de aficionados con carteles y cantos en defensa del centrocampista y atacando al técnico. 

Este no lo soportó y 24 horas después renunció. “Como responsable de la dirección técnica tengo límites y la ingratitud no la tolero”. 

Escribió en un comunicado el técnico que dirigió la Copa Sudamericana 2015 y que ganó Santa fe, único título internacional del equipo en la historia. El club entró en crisis. En un día se quedó sin el máximo referente y sin técnico. 

El presidente de la institución, César Pastrana, no se encontraba en el país y debido a las salidas intempestivas tuvo que adelantar la llegada y ponerse en frente de la situación. Primero se reunió con Gerardo Pelusso. 

El técnico se mantuvo en su posición y no dio el brazo a torcer. “Yo venía con la intención de convencer a Gerardo. Pero no quería quedarse. No se va por temor, sino por sentimiento. No le gustó verse herido y vapuleado de esa manera”, dijo el presidente en rueda de prensa ofrecida tras la charla con el técnico.

“Mi intención era que ambos se quedaran, pero había una brecha inmensa para que estas diferencias se zanjaran”, agregó. 

El ídolo se queda en Santa Fé y ofrece disculpas 

Después de que Pastrana hablara con Gerardo Pelusso, llegó el turno del jugador. Esta reunión fue más productiva para el presidente ya que no le aceptó la renuncia al jugador y este, entonces, con todo a su favor, decidió declinar su postura y continuar con el equipo. 

“Omar estará hasta el momento que decida retirarse. Él es un gran hombre, una gran persona, es un ídolo de todos nosotros, se especula, se dice y se habla; pero nosotros sabemos lo que es Omar Pérez, quien puso la cara” aseguró Pastrana en rueda de prensa. 

Terminada toda la parte álgida de la crisis de Santa Fe y con las aguas mansas nuevamente, un nuevo comunicado en redes sociales sorprendió a todos. El volante argentino aceptó que se equivocó en su forma de actuar y pidió excusas por su comportamiento. 

“Antes que nada quisiera ofrecer disculpas por la forma que mostré mi malestar; reconozco que no fue el modo ni el día (…) estoy totalmente arrepentido de eso pero todo tiene un límite y yo había aguantado bastante”, es parte del comunicado que emitió el jugador.

Fuente: sportyou.es