El puente más vertiginoso del mundo está en Japón

Enlace permanente de imagen incrustada

Más que una plataforma de circulación para vehículos, el vertiginoso diseño del puente de Eshima Ohashi recuerda al trazado de una montaña rusa. 

Las empinadas subidas y bajadas de esta gigantesca pasarela de 1,66 km y 44 metros de altura, ponen diariamente a prueba la habilidad al volante de miles de japoneses que deben hacer frente a los 5,1 y 6,1 grados de pendiente de los dos extremos del puente más grande del país del Sol Naciente y el tercero del mundo en su categoría.

Este imponente viaducto fue construido con esta peculiar formar para no perturbar el tráfico marítimo en la isla de Honshu, conectando las poblaciones de Matsue y Sakaiminato por encima del lago Nakaumi. 

Aprovechando la dificultad de su trazado, la compañía Daihatsu Motor Co. grabó un anucio en uno de sus tramos más complicados para mostrar la resistencia de una de sus camionetas. 

Un excelente reclamo para los amantes del motor, que seguro que querrán testar en sus carnes las curvas y desniveles en su próxima aventura por tierras japonesas.

...y un desnivel sin igual

Una pendiente de infarto

¡Cómo se te cale el coche, estás muerto!

Fuente: Easyviajar