Privado de dos de sus estrellas en ataque, el argentino Lionel Messi, con molestias físicas, y el uruguayo Luis Suárez, sancionado, el Barcelona fue más práctico que el Athletic y se llevó la victoria con dos goles en el primer tiempo del joven Munir El Haddadi (17') y del brasileño Neymar (24').

El Athletic se lanzó en el tramo final del partido sobre el arco rival y acabó obteniendo el premio del gol, marcado por Aritz Aduriz en el 88.

En el otro partido de cuartos de final, el Atlético de Madrid, líder de la Liga, no pasó del empate sin goles en Vigo ante el Celta, aunque contará con la ventaja de disputar el partido de vuelta en su estadio.

El partido fue bastante cerrado y sin excesivas ocasiones de gol, aunque la más clara de todas fue para los locales, en una mala cesión del mediocentro argentino Augusto Fernández, hasta hace unos días jugador del Celta, a su portero Miguel Ángel Moyá, que salvó el capitán Gabi bajo palos (82).