La torre Eiffel le 'responde' a Ibrahimovic

"No creo que puedan cambiar la torre Eiffel por mi estatua... Ni siquiera los dirigentes del PSG pueden, pero si lo consiguen, me quedo, ¡lo prometo!", declaró ayer el delantero a la cadena "beIN Sports" sobre su continuidad en el conjunto de Laurent Blanc. 

El jugador, que llegó al PSG en junio de 2012, aseguró que quiere "disfrutar" del mes y medio de contrato que le queda en ese equipo, que este domingo se aseguró matemáticamente el título. 

"No sé qué va a ocurrir la próxima temporada, pero de momento no voy a estar aquí", prosiguió ante ese mismo medio tras el encuentro contra el Troyes (0-9), en el que el jugador anotó cuatro goles. 

Ibrahimovic cuenta con el apoyo de su entrenador y con el del presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi, que durante el partido le describió como "un jugador mágico". 

"Queremos que se quede, vamos a hablar con él", añadió el catarí. 

Las declaraciones de Ibrahimovic, que acumula 26 goles en la Liga esta temporada, se suman a una larga lista de frases polémicas, como "este país de mierda no merece al PSG"