Marina skhurina, de 37 años, se percató que su vecina había dañado su auto con un cuenco de metal que utilizaba para alimentar a sus gallinas. Cegada por la rabia, esta mujer decidió increpar a su vecina y de un empujón la derribó sobre la nieve. 

Pero no contenta con eso, subió a su auto y atropello una y otra vez a la anciana caída, según se puede apreciar en el video subido a YouTube. 

En declaraciones posteriores, Skhurina admitió que estaba molesta porque su auto fue rayado y aseguró que no se dio cuenta que la otra mujer estaba tirada, por eso retomó sus maniobras.

Afortunadamente la victima de 67 años solo resultó con heridas leves, debido a que la nieve amortiguó el peso del auto. No obstante, las autoridades están considerando presentar cargos contra la conductora.