El ala-pívot de Utah Jazz Trevor Booker protagonizó una de las canastas más espectaculares de lo que va de temporada en la NBA.

En el segundo cuarto del partido que enfrentaba a los de Salt Lake City y a los Oklahoma City Thunder en la cancha de estos últimos, a los Jazz les quedaban sólo dos décimas para culminar un ataque. 

Tenían un saque de banda a favor, que ejecutó Gordon Hayward. Éste se la pasó a Booker, que decidió palmear hacia atrás el balón, de espaldas a la canasta. 

La bola hizo una parábola y entró en la canasta, para sorpresa de todos, incluido Booker, que no pudo evitar sonreír. 

Finalmente, los de Oklahoma ganaron por 99-94.