George Washington: la viuda que se casó con él y lo ayudó a escalar

Imagen

Ella era una viuda rica. Él un militar ambicioso.

Los historiadores coinciden en que no hubo amor al principio, pero que con el tiempo el afecto fue creciendo.

Y que sin la influencia de ella, él no hubiera podido llegar tan lejos en el ámbito militar y político en Estados Unidos.

Hablamos de George Washington (1732-1799) y de Martha (1731-1802), su esposa.

Juntos fueron la primera pareja presidencial de la historia estadounidense. Pero ella no fue una figura decorativa en la vida de Washington y en la del país.

"Incluso el segundo presidente de EE.UU., John Adams, probablemente envidioso, dijo: 'Washington nunca podría haber sido nombrado comandante en jefe o convertirse en presidente si no se hubiera casado con la viuda Custis'", recuerda Flora Fraser, autora del libro The Washingtons("Los Washington").

Para la historiadora, "Martha se convirtió en una especie de símbolo de la mujer estadounidense en 1775 cuando todos eran parte de una colonia", le dice a BBC Mundo.

Pero ¿quién fue Martha Dandrige Curstis Washington?


Dinero, poder y escala social

Martha Dandridge nació en 1731 en New Kent, Virginia.

"Marta no pertenecía a la élite de Virginia. Fue criada en una casa que no era muy grande y en una familia que tenía algunos esclavos", describe Cassandra Good, profesora asistente de Historia en la Universidad Marymount, Virginia.

En 1749, Martha Dandridge se casó con Daniel Parke Custis, el hacendado más rico de la colonia, que se dedicaba a la plantación y exportación de tabaco y cuya finca llevaba el nombre de The White House (Casa Blanca).

"Los Custis eran una familia extremadamente rica, eran unos de los mayores dueños de esclavos en Virginia", añade Good en conversación con BBC Mundo.

}Luego de siete años y con cuatro hijos (aunque solo dos llegaron a la edad adulta), Custis murió y Martha quedó como viuda acaudalada con solo 26 años.

Al poco tiempo George Washington empezó a cortejar a Martha Custis.

"George Washington era un soldado joven y atractivo. Tenía una propiedad, Mount Vernon, en Virginia, pero no tenía mucho dinero", describe Fraser.

Y Washington tampoco pertenecía a la elite más alta de Virginia.

¿Matrimonio por conveniencia?

Pese a las diferencias sociales entre ambos, George y Martha se casaron en 1759. Ella llevó a sus dos pequeños hijos y a un centenar de esclavos a vivir a Mount Vernon.

"Todo parece indicar que George se casa con Martha por el estatus social, que era algo normal en el siglo XVIII", opina la historiadora Good.

"No estaban enamorados cuando se casaron. Esto no era inusual en esa época. La idea del matrimonio como amor romántico comenzó en la cultura inglesa a finales del siglo XVIII", aclara.

Para George, el matrimonio con Martha suponía un empujón hacia arriba en la escala social. Para Martha, se trató de una decisión "sabia", le dice Fraser a BBC Mundo.

Cuando quedó viuda, heredó los negocios de su marido y "con el manejo de esta gran plantación de tabaco, ella demostró que era muy capaz (para administrarse) con el dinero", agrega.

Sin embargo, "creo que ella no quería ser una mujer sola en ese momento. No lo sabemos, pero era costumbre de la época que una viuda de unos 20 años volviera a casarse".

Los años de guerra

Lo que empezó como una presunta conveniencia para ambos, aunque tal vez más provechosa para George que para Martha, terminó en un matrimonio duradero, afectuoso y funcional.

"No tenemos mucha evidencia, pero presumiblemente ella era muy atractiva. Creo que su amor (el de Washington) por ella no fue ardiente y no se dio cuenta de lo que tenía hasta que fue a la guerra", detalla Fraser.

La historiadora hace referencia al período de la "Guerra de los Siete Años" (1756-1763) y al de la guerra de Independencia de Estados Unidos (1775-1783) en el que participó Washington.

Fraser cuenta que durante esos años de guerra, Washington ansiaba la llegada del invierno -ya que la guerra se combatía en los meses de verano- para que Martha viajara desde Virginia, y lo hacía en medio de un "terrible clima frío y nevado", hacia donde estaba el ejército en el estado de Nueva York para pasar tiempo con él.

"Ella mantenía además el espíritu de todos en el cuartel, era muy sociable", relata.

La presidencia

Martha fue una gran influencia para Washington, no solo para darle riqueza y estatus, sino para convertirlo en una figura respetada tanto en el ámbito militar como luego en el político.

Para esto último había que tener una esposa y una familia. George Washington "tenía que demostrar que era una figura paterna y gobernar en su casa para poder gobernar en sociedad", dice Good.

Pero Martha no aspiraba estar en el centro del poder.

"Ella no quería que Washington fuera presidente". Para Martha, Washington "ya había hecho lo suficiente por la nación", explica Fraser.

"Martha era más convencional que Washington. Y quería que él se retirara y estuviera con ella en Mount Vernon, donde sin duda eran felices juntos", añade.

Lo cierto es que los Washington no escaparon a las tragedias familiares. Martha vio morir a los cuatro hijos que tuvo con su difunto marido. Y ella y Washington no tuvieron descendencia.

Sin embargo, juntos criaron a dos de los nietos de Martha.

"Martha y George ayudaron a criar a los hijos de 'Jacky' (John Parke Custis, el hijo varón de Martha que murió en 1781). La adopción no era posible en ese momento, pero básicamente la gente los nombraba como niños adoptados por Washington", describe Good que está escribiendo un libro sobre los nietos del primer presidente de Estados Unidos entre 1789 al 1797.

Martha Washington también influyó en marcar el tono de la presidencia de su esposo, lo cual fue importante para la nueva república.

Así se puede apreciar en la reconocida pintura The Washington Family, realizada por el artista estadounidense Edward Savage (1761-1817).

"Martha es una figura importante en esa pintura porque señala un mapa, y se trata del plan de la ciudad de Washington antes de que fuera construida. Ella estaba involucrada en el futuro del país", afirma Good.

Esclavitud y controversia

A finales del siglo XVIII, Estados Unidos atravesaba momentos convulsos. Y la esclavitud era parte de la realidad y de la formación de la nación.

Mientras que George Washington decidió en su testamento de 1799 liberar a sus esclavos, Martha no lo hizo con los propios porque muchos habían sido heredados de su difunto marido y la ley no se lo permitía.

"Washington cambió su opinión radicalmente en su vida (con respecto a la esclavitud), mientras que ella no lo hizo. Entonces los esclavos terminaron divididos entre liberados y no dentro de la misma familia", señala Fraser.

"Ella nunca habló en contra de la esclavitud. No podemos ignorar que parte de su poder provenía de esclavizar a la gente", apunta Good.

Madre fundadora

Martha Washington jugó un rol fundamental para acompañar a su marido en la construcción del país.

"Ella era alegre, se involucró en las reuniones partidarias y hasta hacía trabajos de costura para los soldados. Ella era un símbolo moral", asegura Good.

Ambas especialistas concuerdan que aunque Martha Washington se cuidaba de no entrar en controversias políticas fue una de las madres fundadoras de la patria.

"Cuando hablamos de la madre fundadora, ella es definitivamente una de las figuras", dice Good.

"Hay cierto reconocimiento de algún papel político, pero se trata más de una facilitadora. Las mujeres formaban parte de estas reuniones sociales donde se realizaban políticas", agrega.

"Creo que ella era una especie de símbolo de la nueva mujer estadounidense. Y ambos formaron una pareja presidencial de la cual todavía se ven ecos en las (distintas) Casas Blancas", concluye Fraser.